Pieza del mes

   

[…] Yendo este testigo el día veintidós de agosto del pasado mil y seiscientos sesenta y cinco, a cosa de las once de la noche , poco más o menos, en compañía de su merced don Álvaro Gutiérrez Blanco, alcalde ordinario de la villa de aquel año, llegando al final de la calle del Aceituno que salía al ejido de la ermita de Nuestra Señora de La Coronada, oyeron que una de las campanas de dicha ermita dio una campada, y este testigo y su merced fueron a dicha ermita que está extramuros de la villa. Yendo a dar a ella sonó otra campanada, y habiendo todos juntos llegado vieron que las puertas que tiene estaban cerradas y se comprobó que no había persona alguna en el interior de la ermita […] Y porque la noche estaba muy apacible, clara y serena, este testigo y las demás personas atribuyeron y tuvieron por cierto que haberse tocado la campana había sido milagrosamente”.

Con estas palabras concluye José de Alonso, alguacil mayor de Villafranca, su declaración sobre el supuesto milagro acontecido en el templo de Nuestra Señora de la Coronada.

  Muvi Template

Muvi Template

 

El Museo Histórico-Etnográfico de Villafranca expone por primera vez el documento original del conocido “Milagro de las Campanas”. El documento data del año 1671, aunque los hechos que relata corresponden al año 1665. Según este, la noche del 22 de agosto de ese año las campanas de la torre de la ermita de Nuestra Señora de la Coronada comenzaron a tocar sin intervención humana ante la presencia de un grupo de vecinos.

Teniendo en cuenta la mentalidad imperante en el Siglo de Oro, gran parte de la población asoció este episodio a la intervención divina. La relevancia del suceso obligó a las autoridades del Concejo de la villa a iniciar una investigación que esclareciera lo ocurrido. Este documento, que supone hasta la fecha una de las joyas del Archivo Municipal de Villafranca por su contenido, demuestra la importancia que siempre ha tenido la imagen de la Virgen de la Coronada como centro devocional de la villa hasta nuestros días.