Saluda del Alcalde

   

Poder contar en nuestra Ciudad, con un Museo Histórico Etnográfico, donde ofrecer a los visitantes una visión de nuestra Villafranca de los Barros, de sus costumbres, de sus ciudadanos, es un elemento primordial de nuestro patrimonio. Llevar a la práctica las palabras de Confucio cuando afirmaba “Dime algo y lo olvidaré. Enséñame algo y lo recordaré. Involúcrame en algo y lo aprenderé” es el principal reto que se alcanza cuando se visitan las distintas salas de nuestro Museo. La utilización de los recursos materiales, las distintas formas y ambientes recreados para su presentación junto a los recursos audiovisuales utilizados, provocan la interacción entre el visitante y el museo, experimentándose una experiencia de aprendizaje, que queda guardada en el recuerdo.

Las tareas de investigar, conservar, exponer y comunicar como finalidades propias de las actividades del Museo, contribuyen a un mayor compromiso del ciudadano con su entorno y su patrimonio: con su historia. Se genera así una oportunidad de aprendizaje sobre lo que fue, es y podrá ser la ciudad, en toda su magnitud, ofreciendo un conocimiento integral.

Un Museo vivo que, gracias a sus exposiciones temporales y a la pieza del mes, motivan a volver a cruzar la puerta de entrada de este singular edificio histórico de Villafranca de los Barros.

A través de estas líneas te invito a que abras la puerta a tu interés por descubrir el Museo Histórico Etnográfico de Villafranca de los Barros, deseándote una feliz estancia en nuestra Ciudad donde podrás sentir el talante hospitalario y acogedor de nuestros vecinos.